DINASTIA SOFT
Home Page
NOTAS 
e-mailFormulario de consultasHome Page

 

Protocolo TCP/IP


Cada vez que alguien se interesa en aprender algo sobre protocolos de comunicación de entre maquinas, irremediablemente se topa con los conceptos de direcciones IP. Incluso los usuarios no técnicos, y aún los caseros, deberán enfrentarse a este concepto por alguna de las siguientes razones:

Creación de redes IP en la empresa. Al instalar una red IP será necesario diseñar el esquema de direccionamiento para los dispositivos que se conectarán.

Homologación de redes IP. Si una empresa desea que su red esté conectada a Internet, deberá homologar sus direcciones ante los organismos encargados de ello para asegurar que no se repiten direcciones y para dar de alta los nombres de dominio (dinastiasoft.com.ar, por ejemplo).
Establecimiento de conexiones a Internet por MODEM. Ya sea que se trate de una pequeña red o de una maquina casera, al ser configurado el enlace se necesitarán las direcciones IP del DNS (Domain Name Server; Servidor de nombres de dominio), del enrutador por defecto, etc.
Una dirección IP es simplemente un número que identifica de manera única a una entidad (PC, Servidor, router, etc.) en Internet

Cuando fue diseñado este esquema se estableció que una dirección IP sería representada como una secuencia de cuatro números decimales entre 0 y 255 separados por puntos (xxx.xxx.xxx.xxx). Cada número es en realidad un byte (8 bits) y en el argot de Internet se le conoce como un octeto.
Toda dirección Internet tiene implícito un número de red y un número para el dispositivo direccionado, de manera semejante a la calle y número usados para identificar a las casas en una misma acera. Las computadoras que comparten una misma red pueden comunicarse entre ellas sin necesidad de equipo adicional, mientras que se requiere de un router para poder establecer comunicación con dispositivos pertenecientes a otra red.
Según el número de dígitos empleados para designar el número de red se tiene la siguiente clasificación:

Redes Clase A. Una red clase A utiliza el primer octeto para designar el número de red (rr.d.d.d). Este tipo de redes puede tener un máximo de 16,777,214 dispositivos direccionados (2^24-2).

Redes Clase B. En este caso se usan dos octetos para designar a la red, lo cual nos deja con un máximo de 65,534 direcciones disponibles (2^16 - 2).

Redes Clase C. Son aquellas que utilizan un sólo octeto para la dirección del dispositivo, lo cual permite un máximo de 254 dispositivos (2^8 - 2).

Redes Clase D y E Estas redes fueron reservadas para propósitos especiales y se caracterizan por que su primer octeto, expresado en forma decimal, es un número mayor a 223.

Ahora bien, incluso una red clase C puede resultar difícil de manejar debido a múltiples causas:

Problemas de tráfico y congestionamiento.

Limitaciones físicas del lugar en que se instalará la red.

Limitaciones en el número de nodos por el esquema de cableado elegido, etc.

Es por ello que con mucha frecuencia se fragmenta una red para hacer más fácil su manejo y es aquí donde surgen los conceptos de sub. redes IP y máscaras de red, los cuales no son explicados aquí por estar fuera del alcance de éste artículo.

 

Atención: Esta página se distribuye tal cual con fines didácticos. El autor no se hace responsable de las consecuencias que el uso, indebido o no, de la información que contiene, pueda producir.

 Dinastia Soft Copyright 1997-2002 Todos los derechos reservados